Tucumán: división en el oficialismo y la oposición patronales

Escribe Daniel Blanco | publicado en politicaobrera.com

El vicegobernador Jaldo realizó este jueves 1º de julio una reunión de 41 congresales del PJ, donde anunció que podría ir por fuera del PJ, si la lista del FdT no fuera inclusivo de todas las corrientes peronistas.

Así respondió a los trascendidos del manzurismo, acerca de que las dos primeras precandidaturas a Senador estarán en manos del actual diputado nacional Pablo Yedlín y la legisladora Sandra Mendoza, y los dos de diputados a cargo de la actual ministra de Salud, Rossana Chahla y del actual gerente del Anses, Marcelo Santillán. Una lista manzurista y camporista, que según el trascendido, habría sido consensuada con Alberto Fernández y Cristina. Los medios nacionales, sin embargo, han estado informando de un distanciamiento de CFK de Manzur.

Jaldo ha reclamado que la actual diputada nacional Gladys Medina,, a quien se le vence el mandato, debía figura en un lugar elegible de la lista de diputados, y a la vez se ofrecía encabezar él la lista de Senadores. A su vez recordó que su sector representa a dos de las cuatrp intendencias más importantes de la provincia, a unos 40 delegados comunales, a 70 concejales, al 40% de los congresales y a casi el 50% de los consejeros del PJ, y a la mayoría de los legisladores. Lo que está en juego, dijo es la gobernación peronista a partir del 23.

Crisis ¿sin retorno?

El gobierno y el PJ están al borde de una fractura definitiva.

Dos semanas atrás, Manzur adoptó una serie de medidas para acorralar al jaldismo. Vetó seis leyes sancionadas en la legislatura y a la vez canceló el contrato a más de 1000 trabajadores de comunas y municipios afines al jaldismo.

La respuesta de Jaldo fue suspender las sesiones legislativas en espera a que se resuelva la conformación de las listas de precandidatos. Anunció también en reunir los dos tercios para insistir en las leyes votadas. Tiene en análisis la selección de una lista de candidatos a jueces, que dejaría de lado a los afines a Manzur. A su vez, han sacado de la galera la causa narco, que implica a empleados, funcionarios, concejales y legisladores manzuristas. Denuncia que las instalaciones del Siprosa (Sistema provincial de Salud) y las ambulancias son usadas como depósitos y distribución de drogas. Esta causa también salpica a las autoridades del ministerio de Salud. Está abierta la posibilidad se abran causas penales y el pedido de remoción del ministro de Educación, y previsto interpelar al ministro de seguridad, Maley, frente a la ola de crímenes y otros delitos que sacuden a la provincia.

La oposición

La oposición percibe la oportunidad que le presenta con la crisis del gobierno y la división del Frente de Todos.

El PRO ha planteado abrir la coalición del Frente por el Cambio al ingreso de Fuerza Republicana, que encabeza Ricardo Bussi. Bussi plantea unas Paso de toda la oposición. En esa línea no solo se sumó el PRO sino también algunos referentes de la UCR. En contraste, Alfaro, actual intendente de la capital, veta la presencia de Bussi. En esa línea suma al sector de la UCR alineado con diputado nacional Cano y la actual senadora nacional Elías de Pérez. Una unidad de los opositores patronales podría obligar a Manzur y Jaldo a cerrar filas.

Frente a una unidad de la oposición, la división del PJ conduciría a una posible derrota oficialista y con ello al derrumbe del manzurismo pero también del jaldismo en sus aspiraciones para el 23.

Comentarios