Tucumán: tres docentes fallecidos y desborde de contagios

Escribe Diego Carrazán  | publicado en politicaobrera.com

En las últimas semanas, la pandemia ha recobrado fuerza en la provincia. Se han multiplicado los contagios. De un promedio de 100 diarios antes del comienzo de las clases, se ha pasado amás de 500. De la misma manera, va creciendo el índice de muertos. Las terapias comienzan a saturarse. Es evidente que vamos a un desastre sanitario.

Manzur impuso la presencialidad escolar. Sostuvo que si se cumplía con los protocolos, las escuelas eran un lugar seguro. Esto lo sigue sosteniendo a pesar de que ya se ha producido el fallecimiento de tres docentes y más de un centenar de las ´burbujas´ se tuvieron que desarmar por los contagios.

Todos los pronósticos, incluso los oficiales, afirman que los contagios se van a seguir multiplicando. Tucumán es la tercera zona de mayor riesgo, después de la Ciudad de Buenos Aires y de la provincia de Buenos Aires.

Siguiendo el libreto del gobierno nacional, Manzur procura sostener la llamada “nueva normalidad” y la actividad económica en todos sus rubros a como dé lugar. Esta tiene por base la presencialidad educativa. Manzur está cumpliendo el reclamo de los grandes empresarios de la UIT (Unión Industrial de Tucumán) para quienes la pandemia no puede afectar el curso de la actividad productiva y comercial. El mismo planteo lo ha realizado la Sociedad Rural. Todo esto bendecido por las distintas iglesias.

En esta orientación, Manzur cuenta con el apoyo de los opositores de adentro (Osvaldo Jaldo) y de afuera (radicales, bussistas, alfaristas) y de la burocracia sindical del Frente de Gremios Docentes (FGD).

La autodenominada “Mesa de Unidad” docente -que se acaba de dividir, reflejando la fractura que se ha producido en el gobierno y la división del PJ- también apoya la presencialidad. Con el sector ´jaldista´ ha confluido la izquierda agrupada en el FIT-U, que oficia de coro de un bloque burocrático que desprecia la salud y la vida de la docencia.

Frente a este cuadro, desde Docentes Autoconvocados se organizaron asambleas y una caravana con acto frente a la casa de gobierno, en homenaje a los docentes fallecidos, reclamando la suspensión de la presencialidad y que pongan fin a la persecución y los aprietes. Compitiendo con esta convocatoria, el bloque de la Mesa de Unidad ´jaldista´, con la presencia de toda la izquierda del FIT-U, realizó un acto en la secretaria de Educación para repudiar la cesantía de una supervisora docente y los bajos salarios. Ni una sola palabra sobre la pandemia y los docentes contagios y los fallecidos.

El clima en las escuelas es de indignación, porque comprueban que los llamados protocolos no funcionan y las escuelas no están en condiciones, cuando ya han comenzado los días fríos. Las muertes de los docentes han conmocionado a los trabajadores. En ese cuadro, los docentes de alta montaña tomaron la decisión de no asistir a las escuelas y solo dictar clases virtuales. Lo mismo ha ocurrido con algunas escuelas de la capital y varias del interior.

Desde Autoconvocados se ha comenzado a enlazar la relación con las escuelas y sus delegados a través de un sistema de videos, comunicados y afiches, que diariamente van dando cuenta del crecimiento de los contagios (que el gobierno manipula para desinformar), de los fallecimientos y de las decisiones más importantes en relación a iniciativas de lucha.

En paralelo, se ha decidido en una asamblea general, sostener todos los miércoles una acción central de movilización. La que se va a realizar el miércoles 7, se coordinará con Adiunt, que también ha resuelto llevar la lucha a fondo para imponer la no presencialidad en la UNT.

Organización autoconvocada, coordinación y lucha independiente, ese el camino para imponer la suspensión de la presencialidad e ir a fondo por los demás reclamos pendientes, en especial los salariales y los relativos a la condiciones de la virtualidad.

Comentarios