Tucumán: importante movilización de trabajadores de la salud

Escribe Mocha Soria | publicado en políticaobrera.com

Más de 1.500 trabajadores de la salud se movilizaron este 7 de abril en Tucumán, en el marco de la jornada nacional de lucha convocada por Fesprosa. El SITAS convocó a una huelga activa. La movilización estuvo encabezada por delantales que llevaban los nombres de los 102 trabajadores de la salud fallecidos en la primera ola de la pandemia.

En la provincia los casos diarios han superado los 600. Hace 50 días atrás, no superaban los 100. En el terreno de la educación, tenemos 6 docentes fallecidos, hasta ahora, y más de 100 burbujas escolares aisladas. Las guardias febriles dan cuenta de esta situación pues han vuelto las colas diarias de centenares de personas con síntomas. El ritmo de vacunación va muy por detrás de la velocidad de contagio del virus en esta “segunda ola”.

El agravamiento de la pandemia ha obligado al Siprosa (Sistema Provincial de Salud) a recurrir nuevamente a los residentes para cubrir las áreas Covid19, desconociendo su formación de base, como ya había ocurrido durante el 2020, además de las horas extras que se les exigen. En respuesta, los residentes se autoconvocaron en asambleas, y resolvieron ir a la huelga y participar activamente de la movilización.

Con todo, el problema que más agita de conjunto a los trabajadores de la salud son los bajos salarios. El SITAS había sido invitado a integrarse a la discusión salarial, pero luego de rechazar la oferta del gobierno, no volvió a ser convocado a ninguna reunión y comenzaron a realizarse algunos descuentos y presiones para impedir que continúe el proceso de lucha.

La respuesta de los trabajadores fue la realización de numerosas asambleas que, desde abajo, impusieron que se marchara a la casa de gobierno, cuestión que la dirigencia del SITAS pretendía esquivar con distintos pretextos.

La columna marchó desde la Plaza Urquiza hasta la plaza Independencia, con un desvío a la sede del SIPROSA. Al llegar a la casa de gobierno, los trabajadores se encontraron con la manifestación y acto que estaban realizando los docentes universitarios de ADIUNT y los Docentes Autoconvocados, contra la presencialidad, la falta de vacunación y los bajos salarios. El espíritu de confraternización se impuso al grito de “unidad de los trabajadores y al que no le gusta se jode”. Precisamente, de eso se trata. Las burocracias de todos los colores (manzuristas, jaldistas, macristas) y todas las sectas, procuran evitar una lucha de conjunto, que es la vía para poder imponer los reclamos que hoy motorizan las luchas de los trabajadores. Es necesario avanzar en la coordinación y extensión de las luchas.

Comentarios