Tucumán: docentes y padres se organizan contra la presencialidad escolar de la Iglesia y las Cámaras Patronales.

Escribe Diego Carrazan | publicado en políticaobrera.com

Mientras el gobierno nacional, de manera tardía y limitada, toma la decisión de cerrar las escuelas por 15 días en AMBA, el gobierno provincial ha decidido seguir adelante con la presencialidad.

Desde que se volvió a la presencialidad con bimodalidad (acompañada de la virtualidad) la cantidad de contagios por coronavirus ha subido un 400%. De un piso de 100 a principio de marzo, se ha pasado a 700. Ya son centenares los contagios docentes y de estudiantes; nueve docentes han fallecidos. Los funcionarios de salud del gobierno dicen que lo peor está por venir.

Desde el ministerio de Educación y sus secuaces han defendido la presencialidad por una cuestión pedagógica. La realidad demuestra que no ha servido de mucho. Primero, porque en la mayoría de los casos las docentes ven a sus alumnos una vez por semana o cada dos semanas. Con un promedio de cuatro clases al mes, todo el resto del trabajo de enseñanza/aprendizaje debe ser completado de manera virtual. Segundo, porque el gobierno sigue sin invertir para garantizar la virtualidad gratuita, lo cual profundiza una brecha social y pedagógica, y aleja de la escuela de una cantidad enorme de chicos y jóvenes.

Si el interés no es el de resguardar la salud y la vida de la comunidad educativa, ¿cuál es el propósito de esta presencialidad?

La apertura escolar va de la mano con la apertura comercial. Las escuelas son los lugares que permiten dejar a los chicos para que la “maquinaria social” que mueve la economía provincial se detenga lo menos posible. Los primeros interesados de la presencialidad no son los docentes ni los padres de los estudiantes, sino las cámaras empresariales, la Sociedad Rural y la Iglesia (como actor fundamental de la educación privada.

Las burocracias de los sindicatos docentes, han planteado suspender por un tiempo corto la presencialidad, pero sin adoptar ninguna medida práctica para imponerla.

En contrapartida, la docencia autoconvocada de Tucumán viene organizando numerosas asambleas y plenarios docentes. Se han tomado iniciativas de lucha conjunta con Adiunt, el único gremio docente provincial que se ha plantado contra la presencialidad en pandemia y sin vacunas. Como resultado de todo ello, se han comenzado a organizar comisiones de padres y docentes por la salud y la vida, por la suspensión completa de la presencialidad, en todos los departamentos de la provincia.

Comentarios