Tucumán: crece la lucha de los trabajadores de la salud

Escribe Elena “Mocha” Soria | publicado en politicaobrera.com

La situación epidemiológica se está agravando. Los casos de Covid 19, en las últimas semanas, se han duplicado, superando los 200 casos por día. En realidad, los casos de contagio son muchos más, lo que ocurre es que han disminuido los testeos. Aun así, no han podido ocultar que la positividad ya llega al 30% cuando, en enero, era del 5%. Un testimonio de que las cosas se están agravando son las colas en las guardias febriles y el hecho de que se están volviendo a reabrir salas de atención covid19. Todas estas medidas se dan en un cuadro de precarización e improvisación: no se incorpora más personal, como ocurrió en los inicios de la pandemia, agravado por el hecho de que hubo una gran cantidad de trabajadores de la salud fallecidos o que se contagiaron y sobrevivieron, pero quedaron con secuelas. El colmo de la situación es que se avecina la segunda ola y aún no vacunaron a la totalidad del personal de los hospitales.

En este escenario, el gobierno decidió convocar a las paritarias de la salud poniendo como condición que se levanten las medidas de fuerza (quites de colaboración, paros, movilizaciones, etc.) que vienen llevadas adelante SUMMAR y el SITAS. El gobierno anunció que su oferta es un 30 % de aumento en dos cuotas. Esto fue rechazado por todos los gremios incluido ATSA, cuya dirigencia está completamente alineada con Manzur.

En este cuadro, el SITAS -el sindicato que vienen liderando las acciones de lucha-, convocó a una asamblea interhospitalaria que contó con la participación de más de 200 trabajadores de la salud. Un sector de delegados y trabajadores del Hospital del Carmen, Centro de Salud y hospital Avellaneda convocaron a un corte y desde allí ingresaron marchando a la interhospitalaria que se realizó en una plaza cercana al Hospital de Niño, dándole un carácter activo y de lucha a la jornada.

Los mandatos fueron casi unánimes en rechazar la extorsión del gobierno de exigir el levantamiento de las medidas de fuerza para comenzar la negociación y plantearon profundizar el plan de lucha, realizando cortes simultáneos de calles y rutas y la necesidad de convocar a una marcha central donde se invite a otros sectores de trabajadores en lucha.

Llamó la atención, en la asamblea, que allí donde hay una mayor influencia de la conducción del Sitas, los mandatos expresaban posiciones a favor de aceptar las condiciones del gobierno para negociar, y tampoco se pronunciaban sobre el porcentaje de aumento salarial.

A la hora de contar los mandatos, la directiva hizo una serie de maniobras para confundir, lo que generó el repudio de los trabajadores, al punto que hoy, transcurridos más de 5 días desde la asamblea, aún no se conocen sus resoluciones, sólo se anunció un quite de colaboración para el 15 y 16 de marzo y huelga sin concurrencia para los días 17, 18 y 19 de marzo.

Desde los sectores más combativos, decidieron tomar el toro por las astas y el martes 16, porque así lo habían decidido sus asambleas de base, pararon y coordinaron cortes simultáneos en el Hospital del Carmen, hospital Avellaneda, hospital Centro de Salud y en la Maternidad, una jornada de la que fueron parte cientos de trabajadores de salud decididos a darle un carácter activo al plan de lucha.

Desde Tribuna de la Salud venimos impulsando las asambleas de base y la necesidad de coordinar las acciones de lucha y para que las asambleas interhospitalarias sean realmente un espacio de debate para impulsar la lucha de conjunto de todos los trabajadores de la salud.

Comentarios