Tucumán: Masiva marcha contra del regreso a las aulas


Escribe Diego Carrazan | publicado en politicaobrera.com

El miércoles 10, a pesar de la lluvia, se concretó una masiva marcha que agrupó a más de 2000 docentes a pie y una enorme caravana de autos que le seguía por detrás. La convocatoria emergió de un plenario que reunió a algunos sindicatos (UDT, SADOP), al movimiento de la Docencia Autoconvocada y agrupaciones opositoras a la dirigencia burocrática que dirige los sindicatos agrupados en el Frente Gremial Docente (ATEP, APEM, AMET).

Se hicieron presentes docentes de varios puntos del interior de la provincia y de todas las modalidades educativas. A la convocatoria se sumaron la ADIUNT, y varias comisiones de padres autoconvocados y también el SITAS (sindicato que agrupa a los trabajadores de la salud). Ha sido, sin dudas, la primera gran respuesta en la calle al intento de los gobiernos, nacional y provincial, por imponer el regreso presencial a las escuelas.

El rechazo al retorno a la presencialidad es masivo. Los propios funcionarios del SIPROSA (Sistema provincial de Salud) han destacado que esperan para los próximos meses una suba exponencial de los contagios. Por otro lado, la vacunación no ha logrado completar aún a todo el personal de salud, y el estado de las escuelas es calamitoso.

Son las iglesias, las cámaras empresariales y el gobierno a través de los medios, los que vienen agitando la necesidad del retorno. Se aproxima la nueva cosecha del limón que ocupa a decenas de miles de cosecheros, hombres y mujeres sin ataduras de ningún tipo. Las escuelas sirven como guarderías para estos fines.

En la marcha, la inmensa mayoría de la docencia movilizada se identificaba con la docencia Autoconvocada con su bandera al frente de la movilización y un cartel que planteaba: “con pandemia y sin vacunas no hay regreso presencial”.

Las dos orientaciones en los discursos, en un contexto de pandemia

Cuando la marcha llegó a la plaza Independencia, se montó una tribuna donde se expresaron los oradores de los distintos agrupamientos. Hubo claramente dos orientaciones: La que expresó el movimiento autoconvocado, a través de Raquel Grassino, que con pandemia y sin vacunas no hay retorno. Grassino destacó la necesidad de llevar adelante una lucha a fondo, la huelga general, por los reclamos pendientes, en especial el salario y las condiciones para hacer factible la virtualidad mientras perdure la pandemia, llamó a realizar asambleas por escuelas para votar mandatos de lucha y reivindicaciones y participar del congreso de base que se va a realizar el 20 de febrero, y organizar desde el mismo el no inicio de las clases presenciales.

En sintonía con este planteo se expresaron Adiunt e incluso los padres autoconvocados.

 
 
 

En contraposición, otras intervenciones, se limitaron a denunciar el estado de las escuelas pero sin plantear ninguna perspectiva de lucha. A esos planteos se sumaron los oradores de las agrupaciones vinculadas a los partidos del FIT-U, que usaron la tribuna para destacar que son partidarios de una presencialidad con condiciones y en atacar la convocatoria al congreso de base de la Docencia Autoconvocada, sosteniendo que había que sostener la coordinación que había convocado a la marcha.

Cómo continuar

La movilización ocupó todos los medios de la provincia. En las redes se puede visualizar el impacto que ha tenido la marcha.

A partir de ahora es necesario impulsar las asambleas de escuela, deliberar y fijar mandato para concretar el II Congreso de base, por un plan de lucha por el no reintegro a las escuelas y por la recuperación de los salarios.

Comentarios