Tucumán: se amplía la unidad de lucha de la docencia

 

 

Escribe Diego Carrazán  | publicado en politicaobrera.com

Como en todo el país, la docencia tucumana, con la llegada del Covid 19 y el cierre de las escuelas, de un día para el otro puso en pie un sistema educativo virtual desde su propia casa, transformándola en aula, sala de reuniones, lugar de atención a padres y alumnos, y patio para actos escolares. Al día de hoy, las herramientas de trabajo siguen siendo sus propias computadoras, datos móviles, luz, internet; del otro lado de la pantalla, las familias aportan lo propio. Así se sostiene la educación en pandemia.

Los planteos que levanta y por los cuales está luchando el movimiento de docentes autoconvocados son el aumento salarial inmediato al básico; el llamado a paritarias; la no presencialidad escolar a los actos de fin de curso hasta que las condiciones sanitarias de la provincia lo permitan; conectividad gratuita para docentes y estudiantes; basta de persecución a los docentes por luchar; y el inicio inmediato del ciclo lectivo 2020 para docentes y estudiantes del plan Fines.

El 18 de noviembre, desde la Coordinadora de Lucha, se realizó una mesa debate sobre “la crisis educativa en Tucumán” que contó con la participación de referentes de los gremios docentes de Adiunt (universidad nacional), Sadop (seccional Tucumán), Sidut (universidad Tecnológica) y Docentes Autoconvocados. En el desarrollo de las exposiciones se hicieron numerosas denuncias.

Al día siguiente se realizó una nueva caravana docente, organizada por Sadop, y a la cual se sumó el movimiento autoconvocado. Esta vez, participaron más de 100 vehículos y contó, al igual que las anteriores, con la aprobación de gran parte de los peatones, que aplaudían y vitoreaban a los manifestantes a su paso.

La perspectiva que se avecina presenta nuevos desafíos para la docencia tucumana. En los meses de diciembre 2020 y enero 2021 los salarios perderán, en promedio, cerca de $4.000 porque se dejaría de cobrar el doble incentivo y por otro en diciembre se termina de cobrar la 6º cuota de las deudas salariales del aumento paritario del último trimestre del 2019. Esos montos debían estar incorporados al básico, y el gobierno los transformó en un adicional. Golpeado por la inflación, el reclamo de un aumento salarial de emergencia se ha transformado en un reclamo vital.

Por otro lado, la sobrecarga de tareas en la docencia no terminará con la “reapertura”. Entre el 15 de diciembre y el 28 de febrero, deberemos trabajar en la “promocionalidad acompañada” con los estudiantes. En el ciclo lectivo 2021, tendremos aulas con múltiples niveles de aprendizajes adquiridos, que precisarán múltiples planificaciones para un mismo grado o curso. Además se planea seguir con la educación virtual, presencial y combinada.

Es necesario reforzar la organización de base. A la continuidad del plan de lucha que se vote en las próximas asambleas docentes autoconvocadas, deberemos integrarle la lucha unitaria junto a otros sectores. En ese sentido, preparar el camino para que la docencia construya su 2° Congreso Provincial de Delegados de Escuela, en esta ocasión desde la propia virtualidad, para reunir la mayor cantidad de fuerza para frenar el ajuste que los gobiernos, nacional y provincial, les quieren imponer a la docencia.

Con estas iniciativas debemos fortalecer el accionar de la Coordinadora de Lucha y avanzar por esta vía en la preparación de un congreso de trabajadores. La educación no es solo una cuestión de docentes y estudiantes. Es una cuestión que debe interesar y comprometer al conjunto de los trabajadores.

Comentarios