La Justicia por Paola plantea la lucha y organización contra el Estado responsable.



Este lunes a las 18 horas nos convocamos en la plaza 9 de julio para exigir Justicia por Paola Estefanía Tacacho. Esta jornada también tendrá lugar en la plaza Independencia de la ciudad de San Miguel de Tucumán, donde Paola residía y fue asesinada.

El 30 de octubre, a las 21 horas, Mauricio Parada Parejas asesinó a Paola cuando salía del gimnasio. Como siempre, él la perseguía y acosaba a cada lugar donde ella iba. Desde hace 5 años, Parada la acosaba y amenazaba de violación y muerte. El viernes pasado, finalmente, cometió sus amenazas.
 
En el año 2015, Parada fue alumno del terciario que funciona en el colegio Mark Twain de la ciudad de San Miguel de Tucumán. El femicida primero acosó a otros docentes, pero se ensañó, particularmente, con Paola. Desde entonces, Paola lo denunció al menos 13 veces, pero todas fueron desestimadas. La única medida que se tomó fue una perimetral que nunca hicieron cumplir. Amigos y vecinos han sido testigos de la violación de tal restricción y de los acosos.

En el 2017, el abogado de Paola solicitó elevar a juicio la causa contra Mauricio Parada Parejas por violación de la perimetral y por los constantes acosos y amenazas. La respuesta de Francisco Pisa, juez del Juzgado de Instrucción III de la capital tucumana, fue sobreseer a Parada por “falta de pruebas y para no dilapidar (malgastar) los recursos del Estado”.
 
El Estado junto a jueces y fiscales le garantizó impunidad a Parada, lo promovió a seguir con las amenazas, mientras cajoneó 17 las denuncias que hallaron en el juzgado. Paola recorrió semana tras semana, sin parar, todos los pasillos de la justicia. Pidió a gritos que la liberaran de Parada. Hizo todo lo que te dicen que tenés que hacer: “denuncia ante la justicia” por 5 años y solo recibió impunidad por parte de la “justicia” que la condenó a muerte.

Este femicidio vuelve a exponer por completo la brutalidad, el completo desprecio del Estado y sus instituciones por nuestras vidas, así como su descomposición. ¡Son el Estado y su aparato judicial los nos condenan a muerte!
 
El Estado y el gobierno de Tucumán son responsables de este aberrante crimen y tienen que pagar. Juicio y castigo a los jueces y fiscales y funcionarios responsables y garantes del femicidio de Paola Tacacho. Frente a la impunidad de estos, planteamos su revocatoria y elección por el voto popular. Tomemos en nuestras manos la lucha contra la violencia y los femicidios, pongamos en pie comisiones de mujeres que organicen la autodefensa en las barriadas, en lugares de trabajo, que a la par discutan todas las medidas necesarias de protección y cómo se las arrancamos al Estado. Por un consejo autónomo de la mujer, electo y revocable por las propias mujeres.
 
Ni Una Menos. El estado es responsable. Justicia por Paola.

Comentarios