Boletazo confiscatorio en Tucuman

Por Daniel Blanco.

A diferencia de lo que vino ocurriendo en los últimos años, cuando los aumentos en el transporte se iniciaban en el municipio de la capital, esta vez fue Manzur quien actualizó el cuadro tarifario con un boletazo del 25%, llevando el mínimo a 30 pesos. Al día siguiente, se reunió el Concejo Deliberante de la capital y todos los bloques (PJ, macristas, bussistas) acordaron el aumento en el ámbito del municipio. En la agenda provincial y municipal de la semana próxima figura aprobar un aumento en el servicio de taxi.

Además de este aumento confiscatorio, el gobierno provincial acordó adelantar a las patronales 170 millones de pesos en concepto de subsidios que hasta el año pasado eran entregados integralmente desde la Nación. Las patronales despidieron hace 60 días a 150 choferes y amenazó con llevar a 500 las cesantías si el gobierno no accedía al aumento y adelantaban los subsidios.

Con este aumento (el tercero en el año), la tarifa mínima del transporte urbano e interurbano aumentó el 93,5%.

La dirigencia de UTA saludó el acuerdo declarando que ahora iban a poder cobrar en tiempo y forma los salarios y recibir un bono de 5.000 pesos de fin de año. Los empresarios reincorporaron a los 150 choferes despedidos, pero advirtieron que tomaban a la suba del boleto y al adelanto de los subsidios solo como medidas coyunturales.

El sistema de transporte opera con unidades en muchos casos en estado deplorables y frecuencias y recorridos reducidos. El pato de la boda del boletazo son los miles de usuarios.

Desde el Partido Obrero (T) hemos planteado que la única solución de fondo pasa por la provincialización del servicio bajo control de los trabajadores y de representantes de los usuarios.

El año pasado, bajo impulso del Partido Obrero, se formaron coordinadoras de los pueblos en lucha ante la decisión de la única línea de colectivo que pasaba por esos pueblos de suspender el servicio debido al mal estado de los caminos. Con acciones como el corte de la ruta nacional 9 y cortes generalizados en rutas de la provincia, se obligó al gobierno a modificar el plan de obra y el presupuesto para asegurar efectivamente la pavimentación de rutas y el arreglo de los caminos internos.

Es una experiencia en la que nos debemos apoyar para encarar la lucha inmediata por la anulación del boletazo, por el reclamo del boleto gratuito para los desocupados, por el boleto estudiantil gratuito para todos los niveles educativos y por todos los reclamos relativos a los recorridos y frecuencias

Publicado en Política Obrera.

Comentarios