Las movilizaciones en Hong Kong son un golpe a la restauración capitalista China

Por Nicolás Roveri para Política Obrera.

Las masivas movilizaciones de Hong Kong, iniciadas como oposición a un proyecto de ley para extraditar a sus habitantes a China, han crecido al incorporar reivindicaciones sociales como el derecho a la vivienda y mejoras en el nivel de vida. Un abierto cuestionamiento a las autoridades de Hong Kong y China.

La fortaleza y masividad de las manifestaciones ingresan al cuarto mes y la vacilación de la burocracia china para ingresar tropas al territorio y reprimir a los movilizados (que se encuentran en la frontera) sería un golpe decisivo a la independencia política y legal de Hong Kong como centro financiero internacional (el tercero luego de Nueva York y Londres) y una pieza clave e insustituible en la restauración capitalista de China.

Hong Kong, puerto, centro comercial y financiero

La isla-puerto se encuentra al final del delta del Río Perla, que congrega a varias megaciudades, entre los mayores centros industriales, comerciales de China que lideran el crecimiento económico.

El PCCh en su XIX Congreso, trazó una hoja de ruta de la restauración capitalista en China donde la llamada Gran Zona de la Bahía (Guandong) juega un papel de liderazgo en ese proceso (https://www.bayarea.gov.hk/en/about/overview.html). Con ese propósito se firmó un acuerdo de cooperación de desarrollo entre nueve municipios y las “Regiones Administrativas Especiales de Hong Kong y Macao”.
Estos municipios junto a Hong Kong y Macao tienen 70 millones de habitantes y reúnen el 12% del producto chino, es la zona más dinámica de China con ciudades como Shenzen, Guandong, etc. Sede de empresas como Alibaba y Tencent.
El apoyo del gobierno chino a esta integración llevó a grandes inversiones para conectar Hong Kong y Macao con la ciudad de Zhuhai en China. Un complejo de puentes; túneles que pasan por islas artificiales de 55 km de extensión, el de mayor extensión en mar abierto une la isla con China, con un costo de 20 mil millones de dólares fue recientemente inaugurado.

Las movilizaciones cuestionan los planes de la burocracia

El propósito de la burocracia china es integrar una parte del territorio de China con Hong Kong y Macao que juega un papel clave en la integración comercial y financiera con occidente. Para eso fue creada una “Oficina de Desarrollo del Área de la Gran Bahía”, presidida por la gobernadora de Hong Kong Carrie Lam. Ahora en el centro de la tormenta desatada en Hong Kong, que piden la renuncia de la gobernadora. Un plan clave del PCCh para vincular legal y comercialmente a la región para facilitar la restauración capitalista de las grandes ciudades chinas, está ahora cuestionado.

Las reivindicaciones sociales, entre ellas las de vivienda -de precios inaccesibles para la mayoría de los habitantes-, se levanta ya como una de las consignas más sentidas por la población. Hong Kong tiene una de las mayores burbujas inmobiliarias del planeta. Los precios se han triplicado en diez años. El precio promedio de un departamento (33 m2) es de USD 1,23 millones de dólares, el precio promedio del m2 es de m2 36.984 dólares (3.436 sqft) (FT, 22/1/19; www.cbreresidential.com).

En plena guerra comercial la burocracia facilita mayores inversiones extranjeras

El XIX Congreso del PCCh también aprobó una nueva ley de inversiones extranjeras, que avanza en facilitar nuevas zonas para el ingreso de capitales. Aunque voceros de empresarios se quejan por algunas restricciones, la inversión extranjera sigue avanzando. Un reciente titular del Financial Times dice: “La inversión estadounidense en China aumenta a pesar de la guerra comercial” (26/8). Entre ellas Tesla abre una planta en Shangai, primera planta automotriz extranjera en China. “Las empresas con las que hablamos todavía siguen invirtiendo”, dice el jefe de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Shangai.

Hong Kong un centro financiero y comercial vital para China
La pequeña isla es el tercer centro financiero mundial (luego de Nueva York y Londres) y una es una herramienta imprescindible para el vínculo comercial y financiero de China y donde se convierte el 75% del yuan a dólares para comercio e inversiones en el exterior.

En 2017-2018 China recibió 125 mil millones en inversión directa, el 80% ingresaron por Hong Kong. En 2018, 354 empresas chinas salieron a la bolsa, el 60% lo hicieron en la bolsa de Hong Kong.

Todo esto debido a la estabilidad legal de la Isla que ahora está cuestiona por la inestabilidad y una posible intervención del gobierno de China.

Hong Kong es el conducto de China con los centros financieros internacionales y las recientes huelgas, cierre de aeropuertos, movilizaciones y represión han dañado su imagen y frenado su expansión. Este territorio está exento de las barreras arancelarias de Trump y por eso se busca expandir su relación y vínculo con la “Gran Zona de la Bahía”.

La crisis de Hong Kong aísla la burocracia del PCCh

Todo esto está ahora cuestionado por la crisis abierta por las movilizaciones. Las amenazas de la burocracia china de ingresar al territorio cuestionarían todos los privilegios que goza Hong Kong, lo que limita la capacidad de intervención del PCCh en la crisis.

La representante del PD de Estados Unidos, Nancy Pelosi, junto a senadores de ambos partidos cuestionó el proyecto de extradición y cuestionaría y haría necesario revaluar si Hong Kong es “suficientemente autónomo” en el marco de un país dos sistemas. Varios senadores presentaron un proyecto de “Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong” , que reafirma el compromiso de los Estados Unidos con la democracia, los derechos humanos y el estado de derecho en un momento en que estas libertades y la autonomía de Hong Kong”.

Las movilizaciones chocan con la gobernadora y la burocracia del PCCh

Chris Patten fue el último gobernador británico de Hong Kong, en una nota a inicios de Julio dice que “según los términos del acuerdo original que cedió Hong Kong a Gran Bretaña durante 99 años, siempre tuvo que devolverse a China”. En un acuerdo con Deng Xiaoping, que tenía la intención de reunificar Taiwan con China, la base para el regreso de Hong Kong fue su fórmula, “dos sistemas diferentes podían convivir en un país”. El tratado que dio paso a la entrega se llamó “Declaración Conjunta”, e hizo explícito “que se garantizaría 50 años de estado de derecho después de la entrega en 1997.”

Lo que no caben dudas, es que Hong Kong (y Macao) son parte de China y que no tienen ninguna autonomía, como lo revelan las manifestantes que piden su renuncia. La libertad y autonomía de la que goza Hong Kong, es para la libre circulación del capital. La isla es para el imperialismo mundial el vínculo comercial y financiero que sirve para presionar y llevar a cabo la explotación capitalista de China y la restauración del capital.

La crisis política de legitimidad que enfrenta su gobernadora Carrie Lam cuando los manifestantes le piden la renuncia, es un enfrentamiento con el PCCh que la ha puesto en el cargo, fue la candidata del PCCh y otros candidatos pueden ser vetados por el PCCh.

Entonces lo que tenemos es una crisis de legitimidad del PCCh en Hong Kong, una movilización que cuestiona su liderazgo y pone al descubierto ante la prensa mundial a una dictadura contra las masas movilizadas.

Comentarios