ABORTO LEGAL YA. El Plenario de Trabajadoras de Tucumán a un año de la votación del 8A en el Senado



La responsabilidad de que no hayamos conquistado el aborto legal es de los partidos del régimen que privilegiaron su santa alianza con la Iglesia. La necesitan de bombero frente al cuadro de profunda crisis y como herramienta de disciplinamiento para sostener la exploración capitalista.

Hay que sacar conclusiones de por qué no seguimos en las calles frente a una enorme marea verde que dio la pelea en todos los terrenos. Claramente un sector que dirigió la lucha planteó que había que castigar en el 2019 a quienes nos negaron este derecho. Esos sectores luego pasaron a integrar las listas de los verdugos y plantean que nos es momento de ganar las calles porque hay problemas más importantes. 

Las mujeres siguen abortando en la clandestinidad y se siguen muriendo. Es más los sectores reaccionarios avanzan intentando bloquear los abortos que ya son legales torturando niñas y persiguiendo médicos.

La lucha es ahora compañeras y la única posibilidad que triunfe es en las calles, en la acción directa contra el Estado y en unidad con todos los sectores que luchan.

No dejemos que usen las elecciones para paralizar nuestra lucha. Tampoco que nos lleven a votar a nuestros verdugos.

En este sentido el FIT Unidad es la única alternativa que tiene en su programa la defensa incondicional del aborto legal, la separación de la Iglesia del Estado y contra opresión de clase y género.

Vayamos al Encuentro Nacional de Mujeres para poner en pie un plan de lucha por el aborto legal y todas las reivindicaciones del movimiento de mujeres.


Comentarios