La resistencia obrera en tiempos electorales



Por Pablo Busch

Acerca del debate en el Partido Obrero sobre las luchas de la clase obrera

Mientras en una franja importante de la izquierda, en especial por parte del oficialismo del PO, se ha instalado la teoría de que ´en la clase obrera no pasa nada´ y caracteriza que asistíamos a un ‘planchazo’ de las luchas, en contradicción con el proceso electoral se desarrolla una resistencia tenaz de los trabajadores, en el marco de una bancarrota capitalista y una crisis de régimen político y social.

DE USHUAIA A LA QUIACA

En Río Grande, “Trabajadores de la empresa Tecnomyl S.A, mantienen un paro general y un acampe frente a la sede de la empresa, con temperaturas de 17 grados bajo cero y al costado de la ruta 3, en el kilómetro 2796” (La Matriz Noticias, 17/7). Por el lado del sector textil de la provincia austral, “Ayer la jornada cerró con dos frentes de conflictos que amenazan con agravarse: por un lado, Australtex, donde la empresa realizó descuentos salariales por días de paro y, por otro lado, Textil Río Grande, donde los empleados decidieron concretar una medida de fuerza. (Diario Nuevo Día, 16/7)

La huelga triunfante de los mineros del Aguilar, no solamente conmovió al pueblo jujeño, sino que incorporó reivindicaciones de Seguridad e Higiene, tal vez la principal línea de ajuste empresarial -que se expresa en accidentes laborales fatales que no bajan de uno por día. Para quienes pretenden escuchar a las masas y caracterizan un “planchazo”, recomendamos prestar particular atención a la consigna del cántico principal de la lucha minera “Dicen que los mineros somos callados, Pero cuando nos joden los reventamos, Libres o muertos, jamás esclavos."

Hasta Ámbito Financiero refleja una preocupación ´catastrofista´ en su edición de hoy, 17 de julio: “Alerta: revive crisis salarial en provincias. No cesa tensión en Chubut por atraso y pago escalonado de sueldos. En Neuquén ayer se vivió una jornada de múltiples protestas, con cortes de ruta en accesos a la capital. En Salta, docentes en pie de guerra. También Neuquén tuvo un día agitado con cortes en rutas y en el puente que une a la capital provincial con la ciudad rionegrina de Cipolletti. Las protestas fueron lideradas por organizaciones sociales y por trabajadores de la ex Zanón, la fábrica de cerámicas.”

También en Chubut, los trabajadores de Soriano, planta de Agar-Agar en la localidad de Gaiman, vienen de cumplir un año (!) de acampe en defensa de sus puestos de trabajo. Los empleados de Sanatorio del Sol en Bariloche vienen en plan de lucha por los salarios. La huelga de los choferes de la UTA por el cumplimiento de la paritaria se extiende a lo largo y ancho del país. Los trabajadores de Unilever Gualeguaychú vienen de enfrentar los despidos con el paro general, la movilización y el acampe. Los obreros de Cocarsa en Zona Norte, echaron a la patota criminal de Fantini que intentaba afiliarlos a la Federación. La lucha obrera derrotó el Procedimiento Preventivo de Crisis en el SUTNA y ya llega a las “plataformas” Amazon, glovo, Mercado Libre. 
(Y así podríamos seguir un rato largo.)

OTRA VEZ, NECESITAMOS COORDINADORAS

El camino abierto por los trabajadores de AGR y de Pepsico, así como los trabajadores petroleros de Comodoro, hace un par de años, seguido por Interpack, marcó un rumbo de lucha para la clase y un método de acción. Las trabajadoras de Suschen- Ateparece, la conocida fabrica de mielcitas, ocuparon la planta de La Matanza en defensa de los puestos de trabajo y se disponen a poner en pie una cooperativa para sostener la fuente laboral. Los trabajadores de Ansabo, papelera de Solano, ocupan la planta en reclamo de sus sueldos adeudados y en defensa de sus puestos de trabajo.

La planta de Molinos Minetti, ubicada en la Ciudad de Córdoba, se encuentra tomada por los trabajadores desde el viernes pasado. Los 150 empleados de la histórica empresa productora de azúcar y harina denuncian que les deben el pago de dos quincenas, el aguinaldo, los aportes de la obra social y la ART.

Minetti, Suschen y Ansabo se suman a las 5 plantas de Canale (Lavallol, Catamarca y las 3 en Mendoza), a las 2 plantas de 3 Arroyos, Sport Tech y otras, que vienen enfrentando cierres y vaciamientos constituyendo cooperativas, que se suman a las constituidas en etapas anteriores (Textilana, Ledesma, Tabacal, Ceramistas de Neuquén, Bauen, Chilavert, Madygraf, etc) que enfrentan el ahogo capitalista a través del fasón, los tarifazos y la tasa de interés impagable de los créditos.

Este sucinto recorrido por las luchas del movimiento obrero plantea objetivamente la necesidad de la conformación de coordinadoras regionales, que combinen y unifiquen, a través de asambleas y acciones comunes, los reclamos de las fábricas ocupadas con la reivindicación de trabajo genuino de los desocupados, y con los miles de suspendidos y los jubilados condenados a la indigencia. La coordinación de este proceso de luchas disputaría el dominio de la agenda nacional a la clase capitalista que hoy bate el parche por una nueva reforma laboral.

El vaciamiento de empresas que resisten los trabajadores, es una señal clara del derrumbe del régimen social. Lo que antes era la excepción, ahora ha pasado a ser la regla: los patrones abandonan las fábricas con fines de vaciamiento. Ni siquiera aparecen ya otros candidatos dispuestos a sustituirlos. Esto pone a la orden del día la necesidad de una transformación social en la que los trabajadores que se hacen cargo de la economía dictaminen su propia política. La lucha por los puestos de trabajo, y en defensa de la gestión obrera, está indisolublemente ligada a la lucha por una Constituyente Soberana y un Gobierno de Trabajadores.

Tomado de Política Obrera

Comentarios